Una ventana al cielo

Subimos a la última planta de un edificio de la modernista ciudad de Reus, en Tarragona, para entrar en el nuevo proyecto de remodelación de LoCa Studio.

El apartamento era la antigua vivienda del portero – algo muy típico en este tipo de edificios – un espacio pequeño y oscuro, que la familia que vive justo debajo ha adquirido para convertir en una zona común dónde relajarse y celebrar. El objetivo principal del proyecto era aprovechar al máximo la luz natural gracias a la altura del edificio, y para ello lo primero que hicieron fue conectar las terrazas con el inmueble. Los arquitectos elevaron el suelo, abrieron puertas balconeras y unificaron los materiales de los distintos espacios y ventanas.

El resultado es un piso espacioso de estilo minimalista y con gran protagonismo en el uso de la madera y la terraza. La distribución es abierta, cuenta con un salón-cocina, un baño y un pequeño despacho. Para la iluminación destacan los apliques TEN en acabado níquel mate y la versión sobremesa en cobre, perfectos como luz general que pasa desapercibida. La lámpara colgante PLAT organiza el espacio central de la mesa y, gracias al acabado blanco sigue la línea discreta y moderna de la vivienda. Por último, también encontramos el aplique pinza PEPPER en la parte de estudio, que con su color beige acompaña la madera y le da un toque de personalidad. Fotografía: Pol Viladoms