Iluminación en el baño

Desde Faro Barcelona nos hemos propuesto daros consejos y recomendaciones sobre la iluminación del hogar. Con la ayuda de nuestro departamento de proyectos, queremos dotaros de más información útil para estos días de confinamiento.

Esta vez nos centramos en un espacio en el que pocas veces paramos atención pero que es muy importante y de uso diario: el baño. Y como es importante, también lo es la iluminación que instalaremos en cada zona:

El espejo

Lo más importante en esta zona es evitar las sombras y para hacerlo os recomendamos los siguientes tipos de apliques. Perfectos si además, son regulables:

– Los apliques de pared de iluminación general directa a ambos lados del espejo.
– Los ‘apliques camerino’ que tienen varias bombillas de baja potencia.
– Los apliques para linestras LED. Perfectos para cubrir con una línea de luz continua de iluminación frontal.

El lavabo

Aunque puede que penséis que con la luz del espejo el lavabo ya puede quedar bien iluminado, queremos daros consejos para una iluminación completa. Por ello para esta zona os recomendamos la iluminación de acento desde el techo, con luminarias empotrables o de superficie de tipo ‘spot’ para focalizar la luz y que no invada otras zonas.<

La ducha

Para no deslumbraros, en la ducha lo mejor es instalar una tira de LED con IP44 de baja potencia e iluminación difusa. Lo mejor es instalarla directa a techo.

Y, si hay posibilidad, nuestro equipo de proyectos recomienda especialmente instalar una estantería empotrada dentro de la ducha. La función será el almacenamiento de jabones y utensilios por lo que debe estar a la altura de las manos. Y, en la parte superior de ésta, instalar la tira LED con IP44 que os hemos comentado.

Inodoro

Esta zona puede estar distribuida de dos maneras: si está integrada en la misma habitación que el resto, la iluminación de las otras partes ya ayudará a iluminar el inodoro. Pero si este se encuentra en su ‘cuarto’ propio lo mejor es una tira LED empotrada en el techo de las mismas condiciones que hemos recomendado en la zona de la ducha.

Luz de apoyo

Y, por último, os traemos un consejo muy útil para las veces que llegamos al baño bastante dormidos. Para no deslumbrarnos de golpe con la iluminación general, os proponemos buscar el sitio perfecto para esconder una tira LED cálida y de baja potencia que se encienda mediante un micro sensor de presencia. Por ejemplo, podéis instalarla detrás del espejo principal, en la parte baja del mueble del baño o en una de las estanterías de las toallas.