InicioIluminación
Iluminación: Información técnica e ideas para innovar con tus proyectos de arquitectura e interiorismo

La arquitectura y el interiorismo son dos campos que evolucionan de forma constante, jugando con elementos imposibles para crear espacios innovadores, originales y sorprendentes, a la vez que prácticos y funcionales.

La iluminación ha sido siempre una de las herramientas más útiles para conseguir estos resultados, y es por eso por lo que los estudios de arquitectura e interiorismo más reconocidos y exitosos están siempre al día de las últimas tendencias en cuanto tipos de iluminación, información técnica y nuevas ideas para incorporar a cualquier proyecto y hacerlo brillar.

 

¡Descarga el Catálogo FARO 2021! Con todos los nuevos diseños de este año

 

 

 

Si tú también quieres conocer todos los detalles que pueden marcar un punto diferencial en tus proyectos de iluminación, has llegado al sitio adecuado.

 

1. Iluminación arquitectónica: qué es y su importancia

Aunque la luz es importante en el día a día de las personas para poder llevar a cabo casi cualquier actividad, la importancia de la luz en arquitectura se debe más bien a que gracias a ella es posible conseguir cambiar el estado de ánimo e influir emocionalmente a las personas

 

 

Una iluminación adecuada mejora el estado de ánimo y los niveles de energía, mientras que una iluminación deficiente contribuye a deficiencias en el cuerpo. Y es que la calidad de la iluminación afecta directamente la concentración, el apetito, el estado de ánimo, entre muchos otros. 

La iluminación es especialmente importante en las vidas de las personas, ya que el efecto que genera sucede de forma inconsciente. Si no se planifica correctamente, no  será posible conseguir un ritmo circadiano saludable ni  se obtendrá la energía necesaria para el día a día.

En definitiva, ¿Para qué sirve la iluminación arquitectónica?

2. Tendencias en iluminación para interiorismo y arquitectura

 

 

Materiales naturales, luminarias integradas en las paredes, luminaria de techo… El sector de la arquitectura y el de interiorismo cambian constantemente, y puede que lo que hasta ahora funcionaba y era adorado por todos, mañana ya esté pasado de moda.

En estos sectores, mantenerse al día con respecto a las últimas tendencias es crucial para conseguir resultados de los que todos hablen. Ya no solo se trata de utilizar materiales más prácticos o jugar con las formas, porque con el paso de los años y la evolución de las tecnologías, herramientas como la iluminación artificial han permitido que la innovación en estos sectores se haga a pasos agigantados. 

La iluminación se ha convertido en un elemento tan imprescindible para cualquier diseño y proyecto, que las formas de aplicarla, crear sensaciones y efectos, e incluso el tipo de iluminación a utilizar, son factores de los que tendrás que estar muy pendiente para no perderte ni una idea.

  • ¿Quieres resultados al día con las últimas innovaciones? Te contamos todas las nuevas ideas de iluminación.

3. Luz y diseño

 

Cuando hablamos de proyectos de diseño de interiores, la luz es uno de los elementos más importantes. Con la luz natural esposible hacer brillar las partes más originales de un espacio. Pero no solo eso, la luz es un factor que condiciona todo un proyecto, la disposición del mobiliario, de los puntos de luz, los colores que se utilicen en todo el lugar, etc. Se trata sin duda de una herramienta para conseguir diseños más originales, pero también de un elemento que debe ser cuidadosamente planificado para que su resultado sea tal y como se esperaba.

4. Diseño de iluminación

En cualquier proyecto de arquitectura o interiorismo, el diseño de iluminación es imprescindible para conseguir la luz adecuada en el lugar y el momento justo.

Y es que la iluminación tiene como último fin alumbrar lo suficiente y de la manera que mejor se ajuste a cada una de las actividades que se lleven a cabo en un espacio.
Esto quiere decir que es necesario un diseño minucioso y planificado para cumplir con las funciones prácticas y estéticas que debe tener, de forma que su disposición, intensidad y temperatura, entre otros factores, se ajuste a cada momento concreto y a cada lugar.

 

 

Tipos de iluminación

La luz natural condiciona muchos aspectos de la iluminación de cualquier espacio, y junto con la funcionalidad que tenga cada zona, determina en gran medida los tipos de iluminación que existen.

Y es que una zona exterior, condicionada por la luz del día en cada segundo necesita un tipo de iluminación adaptada a los momentos en los que haya menos luminosidad y al espacio que se pretende iluminar, que en el caso de las zonas exteriores suele ser mayor.

Los espacios interiores en cambio, aunque también se vean afectados por la luz natural a lo largo del día, requieren sistemas de iluminación diferentes, con intensidades diferentes a las de la iluminación de exteriores y con otras funciones.
Existe también otro tipo de iluminación, la decorativa, cuyos fines también varían de los otros tipos mencionados anteriormente.

5. Iluminación interior

La luz interior es importante no solo para poder ver con claridad, sino también para crear espacios bellos que generen sensación de confort y bienestar, que permitan sentirse a gusto a las personas. Para esto es clave tener en cuenta factores como la intensidad de la luz a recibir, la temperatura de color o el espacio a iluminar. 

 

Aunque la iluminación interior ya se diferencie de por sí de la exterior, también puede variar mucho dependiendo del fin de las instalaciones que se iluminen.
Cada tipo de iluminación es adecuada para determinadas actividades, por lo que, incluso tratándose de interiores, puede variar bastante de espacios como oficinas o restaurantes a viviendas.

 

 

Iluminación de oficinas

Dentro de las instalaciones de una oficina podemos encontrar varios tipos de iluminación:

  • General: es la iluminación que se usa en las zonas de trabajo, por eso es importante que sea uniforme y genere buena visibilidad.
  • De acento o decorativa : se utiliza solo para resaltar partes importantes a modo de decoración.

 

Iluminación de restaurantes

Cuando hablamos de iluminación en restaurantes hay tres zonas importantes:

  • la luz de la barra 
  • la luz de ambiente
  • la luz de las mesas 

La barra es un punto del restaurante que debe atraer a los clientes, por lo que es necesario utilizar un tipo de iluminación que pueda enmarcar ese espacio. 

La iluminación de ambiente debe ser cálida y suave, de forma que cree un ambiente relajado y cercano. En cambio, la iluminación de las mesas, debe ser lo suficiente como para iluminar los platos, pero sin deslumbrar a los comensales. 

Se aconseja plantear una iluminación versátil que evite las luminarias de suspensión. Estas últimas se suelen instalar en puntos fijos y si se recolocan las mesas por necesidad, pueden quedar descuadradas.

 

Iluminación interior de viviendas

 

Las viviendas suelen combinar en su interior luces de diferentes tipos. No solo cambia la iluminación en función de cada estancia, sino que también se combinan luces diferentes en las mismas zonas que puedan servir para momentos distintos.

Mientras en zonas como los dormitorios o el salón suelen tener luz cálida y difusa, otras partes de la casa como la cocina o el baño suelen tener luz de acento en las zonas de trabajo y neutra o cálida. Sin embargo, en casi cualquier espacio de una casa se puede combinar la luz general con luces de acento para tener la iluminación perfecta en cada momento del día.

 

 

 

Iluminación para retail

La iluminación es un elemento clave en el sector del retail, que con una correcta planificación puede suponer un impulso para transmitir la imagen de marca e incluso ayudar a incrementar las ventas.

Las diferentes partes de una tienda como la caja, el escaparate o la zona de rebajas pueden llamar mucho más la atención e incluso incentivar a la compra si la iluminación crea el ambiente adecuado para atraer a los consumidores.

Por eso, en este sector hay tres tipos de iluminación importantes:

  • La luz decorativa que ayude a crear un ambiente moderno y acorde a la imagen de marca 
  • La iluminación de acento para resaltar determinadas prendas o precios 
  • la luz general para crear un ambiente cómodo que invite a los consumidores a entrar, ver bien las prendas, colores y tejidos. 

En retail es especialmente importante prestar atención al CRI o Color Rendering Index.  Este valor mide la capacidad de una fuente de luz de reproducir los colores de manera fiel en comparación con una fuente natural como el sol. Cuanto más cercano sea a 100 el CRI, mayor será la perfección en cuanto a la reproducción de los colores.

6. Iluminación exterior

La iluminación exterior es toda aquella que se utiliza para obtener una mayor visibilidad en exteriores cuando llega la noche y la luz natural ya no es suficiente. 

En este sentido, iluminar zonas exteriores ayuda a mantener seguras las zonas de paso, a orientarse y ver correctamente los obstáculos. También puede ayudar para disuadir a los ladrones, pues una casa iluminada es indicativo de que la casa está habitada.

Al ubicar las luminarias en el exterior, es  necesario usar  luminarias con protección frente al agua, la humedad y otras inclemencias. Este factor de protección, se mide mediante el IP o Índice de Protección. 

En este sentido, hay diferentes tipos de iluminación de exteriores dependiendo de su función y del lugar al que se destinen, ya que algunos exteriores como las terrazas suelen tener un espacio limitado e incluso estar techadas, mientras otros espacios como los jardines necesitan iluminar una zona mucho más grande y sin reflejos.

Iluminación de jardines

En los jardines es habitual usar luminarias de acento para resaltar árboles, arbustos y otros elementos decorativos. Este tipo de iluminación ornamental es muy decorativa ya que utilizamos la vegetación y las texturas para darle vida a nuestro jardín.

También es una buena idea usar iluminación de señalización con luminarias de pared, balizas o iluminación rasante para conseguir dar luz a caminos y zonas de paso del jardín. Es una iluminación rasante a suelo que nos permite ver bien por donde caminamos.

Finalmente, se instala iluminación general en aquellas zonas donde necesitemos un punto más de luz como puede ser en zonas de estar, comedores exteriores y barbacoas.

Iluminación de terrazas

Debido a la función que tienen, es posible encontrar en las terrazas determinadas zonas donde se combine la iluminación general con algunas luces de acento, tanto para obtener un buen resultado estético como para llevar a cabo actividades como leer o comer con la visibilidad suficiente para hacerlo cómodamente en la noche.

Iluminación empotrable de suelo exterior

Este tipo de iluminación para exteriores es común para iluminar zonas de paso, caminos en un jardín o conseguir una luz suave que alumbre todo el espacio al aire libre

Existen un tipo de luminarias, los empotrables de luz rasante, que son ideales para acentuar las superficies texturizadas y añaden una tercera dimensión a las fachadas.

7. Iluminación decorativa

La iluminación decorativa en exteriores tiene como objetivo crear un ambiente agradable y relajante para llevar a cabo actividades como leer, descansar, charlar, etc.

 

 

Para conseguir esto es posible combinar diferentes tipos de iluminación como apliques, luminarias de pie o sobremesa o tiras LED. La clave de esta iluminación es que ya supone un elemento decorativo en sí, y además, está preparada para resistir a la acción de agentes externos como el calor del sol o la lluvia. 

Aquí es importante otra vez tener en cuenta el uso de luminarias con protección IP, es decir que pueda superar el efecto de agentes externos. El índice IP se mide con dos números, el primero hace referencia a la protección contra elementos sólidos y el segundo frente a elementos líquidos.

Proyectos de iluminación

Los proyectos de iluminación tienen como finalidad elaborar un plan o diseño utilizando los tipos de iluminación más adecuados para mejorar un lugar y crear espacios confortables. Al final, se trata de generar ambientes de bienestar y seguros mediante resultados estéticos y espacios originales y prácticos.

8. Técnicas de iluminación

Un profesional que lleve a cabo un proyecto de iluminación debe conocer las técnicas de iluminación que sean tendencia y que más convengan a cada espacio.
Desde el aprovechamiento de la luz natural hasta la integración de la luz artificial, cada técnica de iluminación es adecuada para unos espacios y unas actividades concretas, pero es necesario tener esos conocimientos para que el proyecto de iluminación sea un éxito.

 

Instalación de iluminación

 

Para conseguir buenos acabados y ningún fallo técnico, toda iluminación exterior debe de instalarse por un profesional cualificado. 
En los casos en los que la instalación es compleja, lo mejor es acudir a expertos como Faro que puedan planificar los puntos de luz, asesorar sobre el tipo de iluminación más adecuada para cada zona y llevar a cabo todo el trabajo técnico necesario.

 

Luminaria

En general, se denomina luminarias al aparato que aloja una o varias lámparas y los equipos auxiliares. Se utilizan para reflejar o dirigir la luz, además de tener una función de protección a la lámpara. 

Estos componentes hacen que la iluminación no cause destellos, tenga una buena distribución y esté bien protegida de golpes o de cualquier factor externo que le pueda afectar. 

En función del espacio para el que esté destinada, podemos encontrar diferentes tipos de luminaria.

9. Tipos de luminaria

Podemos encontrar tantos tipos de luminarias como objetivos puede tener un proyecto de iluminación. En función del espacio que se quiera iluminar y de las actividades para las que deba servir, la luminaria podría ser lineal, empotrable, colgante, etc.

Luminaria lineal

Como bien indica su nombre, se trata de luminarias en línea que se extienden sobre la arquitectura o los detalles de diseño de un espacio para resaltar formas, texturas y colores.

Ofrecen una luz uniforme y general sin deslumbramientos, y puede ser de dos tipos:

  • Luminaria lineal empotrada: Incrustada en paredes y techos.
  • Luminaria lineal superficie: Luminaria suspendida o adosada al techo.

Apliques de luz

La luminaria de superficie a pared se coloca en las paredes y sirven tanto para iluminar como de elemento decorativo.
Se trata de un tipo de luminaria muy utilizada en viviendas, terrazas y jardines.

 

Luminaria empotrable

La luminaria empotrable es toda aquella que se puede empotrar en el suelo, la pared o el techo, y sirve tanto para crear luz indirecta como luz de acento, como por ejemplo, los focos empotrados. Estos se suelen usar como luz focalizada para resaltar zonas o elementos concretos como cuadros o estanterías debido a su ángulo de apertura

Con este tipo de luminaria es importante tener en cuenta factores como el diseño o el ángulo de la luz.

 

 

Luminaria de suspensión

La luminaria de suspensión es de las más utilizadas y uno de los tipos de luminarias más antiguos. Se trata de aparatos que cuelgan del techo, donde la altura resulta un factor importante a tener en cuenta

 

 

Ventilador de techo con luz

Los ventiladores de techo con luz son la forma de combinar iluminación, diseño y frescor en un mismo elemento práctico. Estos ventiladores con luz aportan una iluminación difusa y general perfecta para dormitorios, salas de estar o salones.

10. Tipos de luz

Seguro que si piensas en la luz que utilizas en casa mientras lees, la luz de una discoteca por la noche o la luz de un restaurante a medio día, pensarás que poco tienen en común.

Y es que, aunque toda la iluminación tiene como objetivo aportar luz, existen muchos tipos de luz que, según el espacio, el momento del día o incluso de la actividad que realices, pueden cambiar mucho.


New call-to-action

Luz indirecta

Se trata de un tipo de luz que se proyecta sobre otra superficie de forma que la fuente no se pueda ver directamente, iluminando a través de reflejos.

Es una forma de decorar, iluminar suavemente y sobre todo resaltar las formas de paredes, suelos y techos, por lo que es muy utilizada tanto en arquitectura como en interiorismo.

 

 

Luz artificial

Se trata de todas las luces que no son naturales, es decir, que no son luz solar. Esta luz está fabricada por las personas, y podemos encontrarla en formas y colores muy diferentes.

 

Diferencia entre luz natural y luz artificial

La principal diferencia entre la luz natural y la luz artificial es que la segunda puede ser manipulada y manejada al antojo de las personas, mientras la primera sigue siempre el mismo ritmo.

La luz artificial puede ser muy variada, por lo que ofrece también muchas más posibilidades que la luz natural en relación al interiorismo. Con ella es posible poner las luces y las sombras exactamente donde las quieres, pudiendo transformar e incluso distorsionar espacios.

Fuentes de luz artificial

Tradicionalmente se han usado lámparas halógenas o bajo consumo. Sin embargo, las lámparas led han conseguido la mejor relación entre calidad de luz y consumo energético en la actualidad. 

 

Tipos de luz artificial en arquitectura

De entre todos los tipos de luz que hay, la arquitectura se sirve principalmente de las lámparas LED por sus infinitas posibilidades de aplicación y por su eficiencia energética. Además, también se utilizan luces más o menos intensas, de acento, difusas, con diferentes temperaturas de color, etc.

Luz interior

La luz interior es un elemento muy importante en nuestra vida diaria, ya que es la responsable de que podamos llevar a cabo cualquier actividad no solo donde no llega la luz natural del exterior, sino también en momentos del día en los que ya no hay la luminosidad suficiente.

 

Luz ambiente

La luz ambiente es igual de importante que las demás. Aunque suele ser más suave y no aporta demasiada luminosidad, por lo que no es suficiente para determinadas actividades, su función es crear un ambiente acogedor y relajado. 

Es el tipo de luz que se utiliza en salones, y zonas de relajación donde no es necesario ver con demasiada claridad.

 

Cómo calcular la intensidad de la luz 

Uno de los puntos clave en un proyecto de iluminación o en cualquier trabajo de diseño, es la intensidad de la luz. Se trata de la intensidad de la iluminación que necesita cada estancia o espacio para cumplir con su función sin resultar molesta, desagradable o estropear el resultado estético.

Cuando se estudia la intensidad de la luz que debe tener un lugar concreto, no es cuestión de ir probando diferentes lámparas con intensidades variadas, sino de conocer la necesidad del espacio, la dimensión de este y el mobiliario presente.

En espacios como viviendas, el cálculo de intensidad no suele seguir un patrón concreto, sino que lo habitual es adaptarse a  las necesidades y preferencias del cliente para elegir la intensidad de la luz que más se adapte.

En cambio, en proyectos más complejos, se usa mayoritariamente el software gratuito Dialux para realizar cálculos lumínicos fácilmente.

11. Qué son los lúmenes

Los lúmenes son la medida que se utiliza para medir la cantidad de luz visible emitida por una fuente, cuantos más lúmenes, más luminosidad aporta esa fuente de luz.

Si tienes un proyecto de iluminación, conocer esta medida es necesario para adquirir exactamente el tipo de luminaria que necesitas con la intensidad justa y evitar sorpresas.

 

Cuántos lúmenes se necesitan en cada zona

Para poder hacerte una idea de la intensidad de la luz que necesitarás para cada zona, tendrás que seleccionar la cantidad de lux recomendados para el espacio que quieres iluminar y multiplicarlo por los metros cuadrados que tiene dicho espacio.

El resultado de este cálculo serán los lúmenes que necesitas, con lo que solo tendrás que buscar un tipo de iluminación que tenga más o menos esa cantidad de lúmenes.

12. Qué son los lux en iluminación

Los lux miden la luz resultante, es decir, la conseguida y percibida. Y es que entre los lúmenes emitidos y los finalmente percibidos, existe una diferencia. 

Esta medida te permite calcular la intensidad de la luz que necesitas en un caso concreto, es decir, adaptando el cálculo a la superficie concreta que quieres iluminar a partir de los metros cuadrados que tenga.

 

Cómo calcular los lux en iluminación

Para calcular los lux, solo tendrás que aplicar la sencilla fórmula de: lúmenes x m2 = lux. Como verás se trata de una fórmula parecida a la que se utiliza para calcular los lúmenes. Para hacer estos cálculos deberás tener en cuenta la cantidad de lúmenes recomendados para cada espacio que te mostraremos a continuación.

Sin embargo, lo mejor es usar programas de cálculo lumínico como Dialux, que permiten crear proyectos de iluminación de forma sencilla y facilita la tarea de diseñar sistemas de iluminación tanto para interiores como exteriores. 

13. Niveles de iluminación normativa

Existen varias normativas UNE dedicadas a determinar la intensidad de la luz que se necesita para cada espacio, destinadas a garantizar el confort visual y el rendimiento de los colores. A continuación, te mostramos la recomendación de luxes para cada instalación:

 

Qué es la temperatura de la luz

¿Alguna vez te has planteado por qué espacios como un hospital o una oficina no resultan nada acogedores? Pues todo se puede explicar con la temperatura de la luz o temperatura de color.

Cuando hablamos de temperatura de la luz, nos referimos a una serie de colores que tiene la iluminación que aportan un determinado grado de calidez o frialdad al ambiente.

Los tonos rojos y naranjas son cálidos, mientras que aquellos azules son más fríos. Estos últimos son los más adecuados para los espacios en los que las actividades que se llevan a cabo requieren mucha luminosidad, donde es importante distinguir bien los objetos, concentrarse, etc. Esto explicaría que la luz que se utilice en los hospitales sea luz fría.

14. Cómo se mide la temperatura de luz: Kelvin

La temperatura de la luz se mide en grados Kelvin, que indican el color que tendrá la iluminación. Siguiendo esta medida, se podrán obtener tres tipos de luz diferentes: 

 

Se considera luz blanca cálida aquella de 2200 a 3300 K, y luz blanca fría la de 3300 a 5500 K.

Temperatura de color en iluminación

Como explicábamos antes, la temperatura de color podría definirse como el dominio de algunos colores sobre otros que alteran el color blanco de la luz, haciéndolo más rojizo o más azul y produciendo así una sensación de mayor frialdad o calidez.

 

Índice de reproducción cromática

El índice de reproducción cromática (IRC o CRI) mide la capacidad que tiene una determinada fuente de luz de reproducir los colores tanto fríos como cálidos teniendo como punto de referencia la luz del día y como valor máximo el número 100. Cuanto más cerca de 100 sea el valor, mayor calidad de colores. 
En un principio, la iluminación LED solía tener índices bastante bajos, sin embargo, con el avance de la tecnología, la calidad de la iluminación LED ha mejorado hasta ofrecer un índice de reproducción cromática de más de 80, lo cual es más que suficiente para cualquiera de sus aplicaciones.

 

New call-to-action