InicioDescubreProyectosCaso de éxito en iluminación: Proyecto SeQura
Volver
Oficina
Caso de éxito en iluminación: Proyecto SeQura

En Faro Barcelona nos planteamos retos todos los días. El proyecto SeQura fue uno de ellos. La start-up SeQura, eligió un antigua fábrica de tejidos en un edificio modernista de Barcelona, para convertirlo en sus nuevas oficinas. 

 

El objetivo era crear un espacio pensado por y para las personas, innovador y que invitase a la creatividad. Hacer una transformación completa del espacio en un edificio de tres plantas y techos de 5 metros de altura, era el objetivo que se buscaba desde un principio con la ayuda de los profesionales de Faro Barcelona. 

 

¡Descarga el Catálogo FARO 2021! Con todos los nuevos diseños de este año

 

¿Cómo conseguir que un espacio oscuro pareciese acogedor? Combinando diferentes tipos de iluminación integrados en la arquitectura y en la decoración para conseguir un espacio confortable, moderno y con un estilo industrial. Los espacios abiertos, la luz natural y el respeto por la estética original del edificio se complementan con la vegetación y un diseño de iluminación muy cuidado.

¿Quieres saber cuáles fueron los principales retos de este proyecto y cómo se consiguieron estos resultados? ¡Aquí te lo contamos todo!

 

 

¿Qué es el proyecto SeQura?

 

Se trata de un proyecto en el que se ha transformado un antiguo almacén textil en el centro de Barcelona, en unas modernas oficinas de estilo industrial y modernista de 2500 m2 y divididas en tres plantas diferentes, antiguamente distribuidas entre el sótano, un entresuelo y la planta principal. 

 

El proyecto empezó con unas premisas claras y marcadas por algunos de los valores de SeQura: respeto por  la historia del lugar que se iba a reformar y colaboración ya que se diseñaron unas oficinas pensadas para sus trabajadores, los cuales participaron en el proceso de ideación. El espíritu de SeQura se respira por todo los espacios creados.

 

SeQura es una empresa joven e innovadora y sus oficinas no podían ser menos. En todo momento se ha huido de la oficina tradicional, buscando crear un espacio que además de satisfacer las necesidades del día a día de la oficina como el trabajo de concentración, de equipo o grandes reuniones, también dispusiera de zonas de descanso y ocio. El máximo objetivo era conseguir un espacio funcional y cómodo donde las personas se sintieran a gusto trabajando, con el confort lumínico necesario y que favoreciera el trabajo en equipo.

 

En este proyecto se buscaba conseguir una iluminación eficaz para cada espacio de la oficina, crear ambientes con la luz sin necesidad de contar con paredes y complementar la decoración interior con lámparas que por sí solas ya fuesen escultóricas y capaces de vestir el espacio.

 

¿Qué retos se encontraron al afrontar el proyecto?

 

El principal reto del proyecto SeQura era convertir un local que durante 30 años había sido un almacén con poca luz, húmedo y en malas condiciones, en un espacio que resultara agradable y cómodo para trabajar, que resolviera las necesidades técnicas en momentos de trabajo y que a la vez creara un ambiente cálido y acogedor para los momentos más tranquilos dentro de la actividad de la empresa.

 

Pero a este objetivo principal se le sumaban otros pequeños retos como iluminar un espacio con alturas de alrededor de 5 metros, integrar las luminarias en unas instalaciones con diferentes ambientes o combinar la luz cálida y fría en un mismo lugar.

 

Además, se buscaba un espacio centrado en las personas y su comodidad de forma que les apeteciera trabajar en él. Algunas zonas como el sótano, donde no había nada de luz y que antes se utilizaba como almacén, debían cambiar por completo.

 

Y mientras se pretendía proyectar una imagen fresca e innovadora, también se quería respetar la historia y la estética de este edificio de 1925, por lo que otro reto fué integrar la cultura de una fintech en un edificio del siglo pasado.

 

Desde un inicio SeQura se mostró comprometido con el arte local y decidió contar con artistas locales para sumar con sus obras en los espacios comunes. Por tanto, otro de los retos era integrar diferentes piezas artísticas dentro del espacio de trabajo y que encajaran entre sí y con la iluminación escogida. 

 

 

¿Qué hace especial al proyecto SeQura?

 

El éxito de este proyecto es el hecho de haber hecho realidad todos los objetivos que se marcaron al principio de varias formas:

  • Consiguiendo una iluminación a medida de cada espacio
  • Combinando la calidez y la luz técnica según se necesite. La iluminación cálida para las zonas comunes y la iluminación fría para las zonas de trabajo. 
  • Proyectando una imagen vanguardista y diferente con la variedad de luminarias utilizadas
  • Potenciando el arte local con las luminarias adecuadas en una galería
  • Consiguiendo un espacio atractivo y cómodo para los trabajadores
  • Conservando el estilo propio del edificio mediante la restauración de maquinaria y elementos originales, así como manteniendo las paredes de piedra de la antigua fábrica. 

 

¿Cuál es el papel de Faro Barcelona en todos estos cambios?

 

Nuestro equipo tuvo muy claro que este era un proyecto especial y quiso que cada rincón tuviese personalidad propia. Desde un principio sabíamos que estas oficinas tenían que ser especiales. Queríamos que cada rincón tuviese una personalidad propia y así lo hicimos. El reto era grande ya que en un mismo espacio conviven la zona de trabajo y la zona de descanso.

 

La iluminación como elemento clave

La iluminación ha tenido un papel fundamental en este proyecto, y es que el espacio se ha visto completamente transformado gracias a la combinación de diferentes luminarias, luces con tonalidades adaptadas a cada punto concreto, etc. Esto se ha conseguido gracias a una buena planificación de los diferentes tipos de iluminación que requería cada espacio o zona del edificio en función de las tareas que se iban a realizar en cada uno de ellos. A continuación te explicamos cómo se ha escogido cada iluminación de cada espacio:

  • Zonas comunes

En las zonas comunes se ha optado por una iluminación cálida para favorecer un ambiente relajado y distendido. Además, parte de la iluminación ha sido aprovechada para integrarse dentro de la decoración como un elemento escultórico que viste el espacio a la vez que ilumina.

  • Zonas de trabajo

En zonas de trabajo se ha utilizado una iluminación directa para conseguir un confort lumínico utilizando para ello luminarias con paneles fonoabsorbentes. En las mesas de trabajo encontramos luminarias de suspensión que promueven la concentración y evitan la fatiga visual o el deslumbramiento, como MUTE que absorbe la reverberación del sonido (pr lo que facilita los meetings) gracias a su cuerpo de PET reciclado y garantiza el confort visual debido a su difusor de cristal que suaviza la luz. 

 

Como iluminación general, además, se han utilizado luminarias colgantes en toda la oficina que de alguna manera actúan también como elementos estéticos.

 

La luz cálida se debía complementar con luz fría, como las tiras de LED, en las zonas de trabajo, ya que resultan confortables para trabajar y no producen reflejos.

 

 

En este proyecto de iluminación se han instalado perfiles LED con dos funciones: 

  • En el techo para la iluminación general del espacio de una forma directa y homogénea
  • En la parte superior de las paredes para conseguir una iluminación indirecta que resalta las paredes de ladrillo, un símbolo del edificio original.
  • Zonas de paso

En algunas zonas de paso, la iluminación se ha mejorado pasando de ser controlada con interruptores a incorporar sensores que encienden las luminarias con el paso de personas. De la misma forma, la iluminación general de toda la oficina está programada para encenderse cuando llegan los primeros trabajadores y apagarse cuando se marchan, este detalle promueve el ahorro de energía, la sostenibilidad y fomenta el confort de los usuarios, ya que está en sintonía con la duración de las jornadas de trabajo. 
Los principales agentes de la iluminación por sensor son los apliques STAN de Faro Barcelona, que iluminan las paredes de ladrillo y resaltan su estética gracias a su ángulo cerrado de 10º. Este mismo modelo con doble salida de luz se ha ubicado en las zonas de paso, entre las plantas, para facilitar el tránsito entre las diferentes zonas del edificio.

  • En el sótano

Para conseguir el ambiente cálido que se buscaba en el sótano, se utilizaron luces cálidas y regulables. En el patio interior del sótano, las estacas ANDY crean efectos de iluminación entre las plantas y las luminarias de superficie NÁUTICA proporcionan una iluminación general agradable en esta zona de relax. 

  • Espacio artístico

Las oficinas, además cuentan con un espacio concreto reservado para el arte, donde a modo de galería y con una iluminación parecida a la de un museo, se exponen piezas de arte de artistas locales.

 

¿Por qué desde SeQura se decidieron por FARO?

  • Por el asesoramiento global del proyecto
  • Por compartir la sensibilidad estética y saber interpretar en todo momento lo que se necesitaba 
  • Por el servicio ofrecido
  • Por la resolución de problemas rápida y eficaz

El proyecto Sequra es, sin duda, una muestra de un trabajo de iluminación exitoso llevado a cabo por Faro Barcelona. Combinando el trabajo de interioristas con nuestros conocimientos sobre iluminación, se ha conseguido un espacio funcional, atractivo y completamente cómodo. ¿Quieres conseguir el mismo resultado en tu proyecto? ¡Contáctanos!

 

New call-to-action