De pequeño hotel a un refugio en la Costa Brava

Si pensamos dónde queremos pasar el verano y unos días de vacaciones, puede que nos venga a la cabeza un apartamento como el que ha reformado Alto Interiorismo.

Antiguo hotel en la cala de Capsasal, Begur, Gerona, este pequeño espacio ha sido pensado para acoger una familia durante la época veraniega. La distribución es abierta y conserva materiales nobles como la madera en la pared del comedor o el techo. Toda la decoración tiene un aire marinero, igual que los colores elegidos en distintos muebles para dar contraste con el blanco principal. En la habitación de matrimonio se ha colocado un ventilador INDUS blanco justo encima de la cama, que proporcionará frescura y poco ruido. La habitación, igual que el comedor, da a la terraza, un rincón importante del apartamento que da luz natural en el interior.

Para iluminar las cenas al aire libre y los ratos con amigos después de un buen día de playa, ALTO interiorismo ha contado con los apliques NEWPORT. El complemento perfecto para un hogar que mira y se inspira en el mar.