Cómo abordamos un proyecto

Nuestro equipo de proyectos nos ha estado dando trucos para iluminar distintos espacios del hogar, un restaurante y un hotel. Hoy queremos descubrir cual es su filosofía de trabajo desde que les llega el proyecto lumínico hasta que está terminado.

1. La comunicación: escuchar todas las peticiones del cliente y adaptar los conocimientos a sus gustos. Normalmente los clientes saben identificar qué tipo de luz quieren en cada estancia, y nuestro equipo les ayuda a saber cómo conseguirla.

“Cuanto más difícil es el reto, más nos emociona”

2. Iluminar sólo donde sea necesario: una premisa que ya hemos aprendido en los consejos anteriores. Cada espacio tiene una necesidad lumínica concreta y no hay que sobre iluminar.

3. Cuidar al máximo los detalles: no olvidar que el equipo ‘entra en sus casas’, un espacio privado dedicado al bienestar, así que todo debe quedar a su gusto y comodidad.

4. Evitar los deslumbramientos: para conseguir todo lo comentado anteriormente, eligen luminarias con la fuente de luz lo más escondida posible. Esto también ayudará a facilitar el mantenimiento a largo plazo.

5. Luminarias a medida: el equipo de proyectos de Faro Barcelona siempre elige las mejores luminarias del mercado (si también es un proyecto en colaboración con la tienda BioscaBotey) e incluso las fabrica a medida.

6. Mucha ilusión e implicación: sea cual sea la envergadura del proyecto, el equipo trabaja mucho con la máxima ilusión para conseguir su realización. La motivación y la cercanía son sus señas de identidad.

(Commenting: OFF)

Un pequeño apartamento con MINE

El equipo de interioristas de Julia Brunet ha reformado un pequeño apartamento de 45m2 en la localidad catalana de Manlleu.

Es un piso muy bien aprovechado que cuenta con un comedor-cocina, una habitación, un baño y que ha solucionado la falta de espacio con paredes modulares y armarios empotrados.

El azul eléctrico es el color principal de la cocina, que contrasta con el blanco de los azulejos y los tonos piedra del resto de muebles y del suelo. La lámpara MINE ilumina la parte central de la mesa-alta hecha de los mismos azulejos, y gracias a su composición doble y a sus acabados, encaja perfectamente en este espacio moderno y atemporal.

En este mismo rincón (que acoge la cocina y la zona de descanso) también podemos encontrar el aplique extensible WHIZZ en acabado negro. Gracias a su diseño, queda integrado en la pared sin ocupar espacio y se puede orientar según la necesidad de la persona que esté sentada en el sofá. Otra solución versátil y moderna.
(Commenting: OFF)

Así iluminamos una habitación de hotel

Estos días, el departamento de proyectos de Faro Barcelona nos está enseñando trucos para iluminar distintas partes de una casa o incluso como hacerlo en un restaurante. Hoy, entramos en la zona de habitaciones de un hotel. ¡Todo un reto!

Nos centraremos en los pasillos de los pisos de habitaciones y en las propias habitaciones:

Pasillos

Para iluminar los pasillos debemos tener en cuenta que es una zona transitada en distintos horarios y por distintos motivos, así que nos tenemos que asegurar que los clientes hagan el mínimo ruido posible cuando vayan a sus habitaciones.

Los pasillos tienen que iluminarse de ‘forma tranquila’, siempre con luminarias de señalización con suficiente potencia para que nos podamos guiar. Nosotros recomendamos las luminarias asimétricas con luz rasante a suelo colocadas apoca altura. Estas, además, se pueden complementar con las luces para resaltar el número de la habitación.

Habitaciones

El objetivo principal de la iluminación en una habitación es el bienestar. Además, como es un hotel y puede usarse también como espacio de trabajo, tendremos que iluminar la habitación por partes (e intentando evitar los puntos de luz directos a techo):

Iluminación general: recomendamos tiras de LED con luz indirecta para proyectar una luz acogedora. También se pueden usar tiras LED dentro del armario, pero en ese caso con luz directa.

Lados de la cama: sin ninguna duda, los apliques. Los que tienen pantalla de tela producen un ambiente cálido y agradable. En este punto es bueno tener en cuenta que en un hotel siempre es mejor para su mantenimiento una luminaria ‘bien fija’, en vez de una sobremesa o una lámpara de suspensión.

Luz de lectura: dentro de la amplísima gamma de modelos lectores, nosotros preferimos los que ofrecen luz puntual y que normalmente son orientables. Así, la persona que la usa no molestará a la que tenga al otro lado de la cama y podrá hacerlo en cualquier postura.

Luz de trabajo: aquí una buena lámpara de sobremesa que de buena luz también puede convertirse en un elemento decorativo.

Luz de señalización: debemos tener en cuenta que los huéspedes no conocen bien el espacio así que instalar una luz de señalización con encendido por sensor les facilitará llegar al baño en plena noche sin necesidad de encender la luz general o de encontrar la de la mesilla. Este sensor tiene que ser de corto alcance y estar colocado cerca del suelo.

(Commenting: OFF)

La iluminación en un restaurante

Cuando el confinamiento termine, uno de los lugares que seguro que volveremos a visitar son los restaurantes. España es un país de alto nivel gastronómico y como tal, también lo son muchos de los locales dónde disfrutar de la comida. Como no, nosotros vamos a fijarnos en la iluminación.

La norma general para iluminar un restaurante es que vaya a juego con la arquitectura del espacio. A esta norma además, se le suma nuestra premisa básica: iluminar solo donde se necesita respetando la necesidad de cada rincón.

Las mesas tienen que estar bien iluminadas cuando no están ocupadas y cuando si lo están, por ello nosotros recomendamos las luminarias de empotrar o de superficie y orientables. Así, sise cambia la disposición de estas en el espacio, nos aseguramos que sigan bien iluminadas. Sólo recomendamos las luminarias colgantes para las mesas fijas.

El modelo DEEP es perfecto para este tipo de iluminación. Está disponible sin marco para que la luminaria quede totalmente integrada en el techo y además su orientación es interna, esto junto con el panel de abeja, eleva muchísimo el confort lumínico en la sala.

La barra también es un espacio importante a destacar. Queremos diferenciar entre dos tipos:

– La barra que también consta de sobre-barra la podemos iluminar con los mismos empotrables que comentábamos para las mesas. Como en este caso vamos a tener las luminarias más cerca de los clientes os recomendamos nuestro modelo FOX porque es pequeño y eficaz.

– La barra que no tiene sobre-barra se puede iluminar muy bien con lámparas de suspensión. En ese caso podemos hacer dos cosas:
1. Proyectar una iluminación general que ‘acoja’ toda la barra con luminarias como el modelo MINE.
2. Focalizar la iluminación solo a la zona dónde va a colocarse el cliente con una luminaria de suspensión como el modelo STAN. En este caso si también se quiere resaltar otro espacio podemos instalar una tira de LED empotrado debajo del mostrador.

Para las zonas de paso es importante tener en cuenta elegir ángulos de apertura más abiertos y potencias bajas, así no destacarán por encima de la barra o las mesas.

Además, a modo decorativo y complementario os recomendamos apliques de gran formato que también pueden servir para iluminar algunas mesas fijas como las lámparas WHIZZ y SLIM.


Y un ultimo consejo sobre como iluminar un restaurante: es importante controlar la regulación de todas ellas para adaptar su luz según la necesidad, y una buena opción es usar la tecnología CASAMBI que también podéis encontrar en las luminarias de Faro (las señaladas como ‘SMART’). Es un programa de control domótico fácil y cómodo que permite controlar las luminarias desde el móvil de manera independiente. Así podréis regularla según la necesidad de cada cliente, rincón o momento.
(Commenting: OFF)