Así iluminamos una habitación de hotel

Estos días, el departamento de proyectos de Faro Barcelona nos está enseñando trucos para iluminar distintas partes de una casa o incluso como hacerlo en un restaurante. Hoy, entramos en la zona de habitaciones de un hotel. ¡Todo un reto!

Nos centraremos en los pasillos de los pisos de habitaciones y en las propias habitaciones:

Pasillos

Para iluminar los pasillos debemos tener en cuenta que es una zona transitada en distintos horarios y por distintos motivos, así que nos tenemos que asegurar que los clientes hagan el mínimo ruido posible cuando vayan a sus habitaciones.

Los pasillos tienen que iluminarse de ‘forma tranquila’, siempre con luminarias de señalización con suficiente potencia para que nos podamos guiar. Nosotros recomendamos las luminarias asimétricas con luz rasante a suelo colocadas apoca altura. Estas, además, se pueden complementar con las luces para resaltar el número de la habitación.

Habitaciones

El objetivo principal de la iluminación en una habitación es el bienestar. Además, como es un hotel y puede usarse también como espacio de trabajo, tendremos que iluminar la habitación por partes (e intentando evitar los puntos de luz directos a techo):

Iluminación general: recomendamos tiras de LED con luz indirecta para proyectar una luz acogedora. También se pueden usar tiras LED dentro del armario, pero en ese caso con luz directa.

Lados de la cama: sin ninguna duda, los apliques. Los que tienen pantalla de tela producen un ambiente cálido y agradable. En este punto es bueno tener en cuenta que en un hotel siempre es mejor para su mantenimiento una luminaria ‘bien fija’, en vez de una sobremesa o una lámpara de suspensión.

Luz de lectura: dentro de la amplísima gamma de modelos lectores, nosotros preferimos los que ofrecen luz puntual y que normalmente son orientables. Así, la persona que la usa no molestará a la que tenga al otro lado de la cama y podrá hacerlo en cualquier postura.

Luz de trabajo: aquí una buena lámpara de sobremesa que de buena luz también puede convertirse en un elemento decorativo.

Luz de señalización: debemos tener en cuenta que los huéspedes no conocen bien el espacio así que instalar una luz de señalización con encendido por sensor les facilitará llegar al baño en plena noche sin necesidad de encender la luz general o de encontrar la de la mesilla. Este sensor tiene que ser de corto alcance y estar colocado cerca del suelo.